Poda ornamental de olivos

La poda ornamental es una técnica o corte geométrico utilizado para crear y mantener un árbol o arbusto con alguna forma deseada. Esta técnica se basa en cortar regularmente las brotaciones de ramas y hojas que sobresalgan del perfil o diseño establecido.

En el caso de los olivos, existen diferentes tipos de poda ornamental, como la formación, fructificación y mantenimiento pero, indistintamente del tipo de poda que se desea aplicar todas cumplen en diferentes proporciones un mismo fin, mantener sano el árbol y asegurar la producción de sus frutos.

Los tipos de poda

Si bien es cierto que existen diferentes tipos de poda ornamental, en todos los casos es recomendable utilizar alambres para lograr direccionar las ramas al lugar deseado; sin embargo, se debe respetar de la misma forma la dirección de la rama y mantener la dimensión compacta del olivo que se está moldeando.

Para la poda ornamental de los olivos se debe envolver la copa o totalidad del olivo con una malla metálica o un armazón de madera para mantener las dimensiones del armazón cortando las ramas u hijas que sobrepasen la malla u armazón. Estos cortes se realizan tres o cuatro veces al año.

Formas de la poda ornamental

Las formas o volumétricas más aplicadas con la técnica de la poda son animales, formas cúbicas o redondeadas. Sin embargo, cada persona dedicada a esta técnica va adquiriendo habilidades y destrezas, logrando de esta forma realizar grandes diseños increíbles, únicos y muy complejos.

Cuando se trata de un olivo con fines productivos del aceite de oliva, se realiza la poda ornamental para mantener el equilibrio entre la masa vegetal y la producción. Se aplica esta técnica para lograr la mayor cantidad posible de frutos en poco tiempo y de excelente calidad. Por otra parte, cuando la poda es con fines estéticos lo que se busca es darle una forma agradable y llamativa al ejemplar.

[Total:1    Promedio:1/5]
Recommended Posts